A+ R A-

Después del aborto...

Correo electrónico Imprimir PDF

Soledad, tristeza, sentimiento de culpa y otros malestares emocionales se manifiestan después del aborto. Para muchas mujeres, el dolor físico y psicológico es grande e insoportable, llevándolas a una fuerte depresión, e incluso orillándolas al suicidio.

 

Esta carga emocional posé el nombre de síndrome post aborto, el cual afecta fundamentalmente a las mujeres que han abortado, pero también llega a presenciarse de distinta forma en el padre y en el practicante, así como en todo aquel que de algún modo participo en el asesinato. Además quienes también sufren son los niños y abuelos que han perdido a un hermano o a un nieto a través de esta terrible practica.

 

A pesar de que campañas pro abortistas se han dedicado a negar y subestimar los efectos psicopatológicos y de más consecuencias, la ciencia admitido la existencia de secuelas posteriores a los abortos voluntarios.

 

Carta anónima

Nunca terminaré de pagar este error

“Estoy muy confundida con respecto a lo que paso algún tiempo, me provoqué una succión uterina, yo en ese momento no lo deseaba y en mi mente sólo estaba el hecho de abortar a como diera lugar.

“El papá del niño no sabe nada porque sé que de enterarse le destrozaría la vida yo lo quiero pero no me sentía preparada para una responsabilidad así, hoy me arrepiento y me gustaría regresar el tiempo y pensar más las cosas por mi maldito carácter alebrestado me hace a veces tomar decisiones muy estúpidas.

“Tengo miedo a muchas cosas, a quedar estéril, a no ser capaz de perdonarme nunca a que Dios me castigue yo no le puedo decir a él lo que hice porque me odiaría y si el se aleja de mí perdería gran parte de mí ayúdeme por favor, nunca terminare de pagar este gran error”, señala el testimonio.

Por otro lado, la terapeuta Carmen Aguilar Padilla, especialista en el tema explica que primero creen que escapan de un problema y que se han librado de un error, “después se dan cuenta que están más hundidas que nunca”.

Aguilar Padilla, quien ha tratado casos del síndrome post aborto (SPA) indica que las manifestaciones más comunes en aspecto psicológico son las siguientes:

“Complejo de culpa, remordimiento, tristeza, depresión y enojo, son aspectos que de no ser resueltos a tiempo, pueden llevar a problemas psiquiátricos, como son las depresiones mayores como: bulimia, anorexia, incluyendo pensamientos e intentos suicidas que requieren hospitalización”.

Respecto a los problemas físicos, la especialista aseguró que pueden ir desde simples molestias, pasando por la infección, el rompimiento de la matriz y fuertes hemorragias, hasta llegar a la esterilidad y por su puesto el riesgo de morir.

“Estos problemas son donde la mayoría de la gente, especialmente los médicos ponen mayor atención y se les da mayor peso. Pero como el ser humano es todo un complejo, no podemos olvidar los demás aspectos de su ser”, externó.

Consecuencias en el aspecto espiritual.

Aguilar Padilla, mencionó que en el aspecto espiritual, al estar embarazada, tu parte más interna e intima (alma y espíritu), se involucraron profundamente con otro ser, “con otro espíritu encarnado dentro de ti y que además es tu hijo, un bebé que tuvo vida y que por consiguiente formaba parte de tu mismo espíritu”.

Agregó que al abortar se rompió ese vinculo, “te mutilaste, ya no hay nadie ahí dentro. Quedó un vacío, un profundo silencio y una gran oscuridad”.

No dudes en buscar ayuda especializada, solamente así podrás salir de esa tormentosa situación.

Lo mas leido...