A+ R A-

Religión y Política

 

¿Vale más un musulmán agraviado que un cristiano muerto a la salida de la iglesia? La indiferencia del clero musulmán tras la matanza de fieles en la iglesia de Todos los Santos, en la ciudad paquistaní de Peshawar, apunta en esa dirección. Ninguna muestra de luto en las máximas instancias del islam paquistaní. Ninguna convocatoria de manifestaciones de protesta o de solidaridad en minaretes y sermones el pasado viernes. Nadie responde por la minoría más perseguida en Oriente, después de la mayor matanza de cristianos desde la creación del estado de Pakistán en 1947.

La crítica situación que viven los más de tres millones de cristianos paquistaníes se repite en muchos países de mayoría musulmana, donde se registra un incremento de ataques contra las minorías no mahometanas. La llamada Primavera Árabe no se ha traducido en más tolerancia religiosa en ninguno de los países donde prendió hace dos años. Al contrario, los prejuicios y el discurso de la ira han generado más episodios de ataques contra la comunidad cristiana árabe en Egipto y en Siria, y han diezmado literalmente la de Irak.

 

La paz es una condición imprescindible para el desarrollo humano integral. La paz y los objetivos de desarrollo a favor de cada habitante de la tierra se pueden obtener solo si cada Estado se "asume plenamente la propia responsabilidad por el bien común de todos".  Así lo ha declarado monseñor Mamberti, secretario para las relaciones con los Estados, ayer en su intervención en la 68º Asamblea general de las Naciones Unidas que se está realizando en Nueva York.

El tema elegido para esta sesión de la ONU tiene por título: "Preparemos el terreno para el programa de desarrollo después del 2015", y en su intervención monseñor Mamberti ha evidenciado como  a poco más de un año de que llegue la fecha fijada para los objetivos del milenio, éstos están lejos de ser universalmente alcanzados.

Los esfuerzos de la Iglesia por la paz en el mundo no cesan. Diversas iniciativas se han venido sucediendo en todos los niveles para «desactivar» los focos de violencia, de «desentendimiento» y de guerra. Después de la «Jornada de ayuno y oración por la paz en Siria, el Medio Oriente y el Mundo», que convocó el Papa Francisco el mes pasado, otras acciones han buscado incidir en los conflictos  más acuciantes para emprender el camino de la paz.

 

Así, bajo esa premisa se desarrolló en Roma, del 29 de septiembre al 1 de octubre, la versión número 27 del Encuentro internacional para la Paz promovido por la Comunidad de San Egidio, bajo el lema: «El coraje de la esperanza: religiones y culturas en diálogo», que convocó a diversos líderes religiosos del mundo.

Religión, diplomacia y paz

Correo electrónico Imprimir PDF

Se dice que la guerra es la política por otros medios. Mentira. Es su fracaso y el naufragio de la razón. La política bien entendida puede ser una de las expresiones más altas de la caridad, como dijo el Papa a los políticos brasileños. Lo que sucede en Siria lo confirma. La diplomacia ha sido capaz de abrir una oportunidad a la paz.

 

Este ha sido el cometido histórico del aparato diplomático de la Iglesia, con especial acento desde finales del siglo XIX. En los últimos diez años su acción se ha desplegado con vigor en Medio Oriente. El esfuerzo de Juan Pablo II contra la invasión de Irak en 1993, encontró las voces razonables de la región desarticuladas. Entonces, Benedicto XVI se dedicó a tejer una red ecuménica, diplomática e interreligiosa que les diera presencia. Ahora, observamos a Francisco operarla con maestría.

 

La Navidad acaba de ser prohibida en los lugares públicos del distrito berlinés de Friedrichshain-Kreuzberg, controlada por el Grünen (Verdes). A partir de ahora, la Navidad solo podrá celebrarse en las casas, «para que los sentimientos religiosos de los demás no se vean afectados», señaló el líder del partido, de origen turco. Tan solo se permitirá la instalación del tradicional árbol navideño en un lugar del centro del distrito que será asignado por las autoridades del lugar, según informa el Berliner Zeitung.

 

La prohibición de las fiestas navideñas fue aprobadaen la Asamblea Municipal con los votos favorables de los partidos Grünen, SPD, Linken y Piraten, mientras que el CDU se mostró en contra.

 

Página 3 de 35

Lo mas leido...