A+ R A-

Religión y Política

LOS OBISPOS NO SOMOS PRÍNCIPES

Correo electrónico Imprimir PDF

La gran mayoría de los obispos mexicanos procedemos de clase humilde; desde nuestra infancia hemos estado acostumbrados a la austeridad y a una vida simple, como fue en el Seminario. Muchos obispos viven en diócesis pobres, conviven con el pueblo y no le ponen precio a su servicio en las comunidades. Comemos lo que nos ofrecen, muchas veces un sabroso caldo de pollo de rancho, con tortillas calientitas; en algunos lugares ni cuchara usan y nos adaptamos a la realidad, sin exigir privilegios. Nuestro pueblo nos atiende con todo su corazón y nos ofrecen lo mejor que tienen, dentro de sus limitaciones. En algunos casos, quisiera no aceptar una moneda de diez pesos, unos huevitos que me lleva una pobre mujer, frutas o verduras, no por desprecio, sino porque en su pobreza nos dan lo que ellos necesitarían para su alimento. El amor entre el pueblo sencillo y su pastor, sostenido por la fe, es algo que nos alienta y sostiene. Nos dejan a veces su camita, para que podamos pernoctar, aunque ellos se acuesten en el suelo; y si no aceptamos, se sienten rechazados.

 

Monseñor Pietro Parolin es el nuevo Secretario de Estado de la Santa Sede. El Papa Francisco le ha elegido como número dos del Vaticano para abordar las necesarias reformas en la curia romana y para llevar a cabo la Nueva Evangelización que inauguró el pontificado de Benedicto XVI.

 

Una vez hecho público su nombramiento Parolin ha señalado en una carta y una entrevista a la televisión venezolana, la primera desde que fue elegido, que “siento viva la gracia de esta llamada, que constituye una sorpresa de Dios”. El nuevo hombre de confianza del Santo Padre dice que desea “la total disponibilidad de colaborar con el papa Francisco y bajo su guía para la mayor gloria de Dios, el bien de la santa Iglesia y el progreso y paz de la humanidad, para que esta encuentre mayores motivos para vivir y tener esperanza”. Asimismo ha subrayado que “el reto del pontificado es la evangelización”.

 

 

 

Activada la fase de la  “resistencia”, casi agotada la fase de “espera”, para los católicos empeñados en política está por abrirse la era de la “reanudación”. Siguiendo la  huella de la publicación el Católico en Política: manual para reanudarlo (Cantagalli, 2010), del Arzobispo de Trieste, Mons. Giampaolo Crepaldi, la Universidad Europea de  Roma, el pasado 16 de noviembre, luego de la inauguración del año académico 2010/11, realizó el debate “el católico en política” promovido por la Fundación L’ottimista.

Monseñor James T. McHugh, de la delegación de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, intervino en la reunión preparatoria de la sesión de la Asamblea General de la ONU, que del 30 de junio hasta el 2 de julio, examinará el cumplimiento del Programa de Acción de El Cairo, llamada El Cairo+5. La reunión preparatoria, prorrogada el 31 de marzo, continuará el estudio del documento el 5, 6 y 7 de mayo. (vid. Noticias Globales 164)

Desarrollo integral

 

El representante de la Santa Sede comenzó su intervención confirmando los esfuerzos de la Santa Sede por encontrar soluciones a los múltiples problemas que afligen a los países en vías de desarrollo.

En una entrevista con Efe en Montevideo, la joven pidió la "solidaridad" de los países de la región con un proyecto que solo pretende "defender los derechos humanos" en la isla caribeña.


La activista cubana Rosa María Payá, hija del fallecido disidente Oswaldo Payá, pidió el martes a América Latina hacer un "pronunciamiento concreto en favor de un plebiscito" para el cambio en la isla caribeña, del mismo modo que lo tuvieron "los chilenos en su proceso de apertura a la democracia".
     
En una entrevista con Efe en Montevideo, la joven pidió la "solidaridad" de los países de la región con un proyecto que solo pretende "defender los derechos humanos" en la isla caribeña, según dijo.
     

Página 5 de 35

Lo mas leido...