A+ R A-

El judaísmo también denuncia la campaña mediática anticatólica

Correo electrónico Imprimir PDF
Ed Kock, judío y ex alcalde de Nueva York, afirma en el Jerusalem Post que esta campaña, que "lejos de informar pretende castigar", es manifestación de la irritabilidad de ciertos medios por la "fuerza positiva en el mundo" que representa la Iglesia Católica en su defensa de los valores.

 
 
 
 
"Creo que los continuos ataques de los medios a la Iglesia Católica y a Benedicto XVI se han convertido en manifestaciones de anticatolicismo y que la cadena de artículos sobre los mismos eventos no tienen ya la intención de informar sino de castigar’"

En su artículo sobre la campaña difamatoria emprendida por diversos medios para hacer aparecer al Santo Padre como "encubridor" de abusos sexuales cometidos por algunos miembros del clero, Koch comenta que este tipo de crímenes son una cosa "horrenda" y subraya cómo e Papa "en varias ocasiones, a nombre de la Iglesia, ha admitido las culpas y ha pedido perdón". Para el ex alcalde e Nueva York "muchos de quienes en los medios atacan a la Iglesia y al Papa hoy lo hacen evidentemente con placer, y en cualquier caso con malicia".

Esto sucede, en opinión de Ed Kock, porque "hay muchos en los medios, incluso entre los católicos así como entre otra gente, que objetan o se irritan por la posición de la Iglesia que es contraria a todo aborto y a la equiparación del matrimonio con las uniones entre personas del mismo sexo, favorece el mantenimiento de la regla del celibato para los sacerdotes así como la exclusión de las mujeres en el sacerdocio. Es contraria a las medidas de control de la natalidad, al uso libertino del preservativo y fármacos (anticonceptivos), así como contraria al divorcio civil".

Si bien él mismo podría no estar de acuerdo con estas posiciones, explica Koch, considera que la Iglesia Católica tiene "el derecho de exigir a sus propios fieles el cumplimiento de todas sus obligaciones religiosas y el derecho de sostenerse en lo que cree". Para el ex alcalde la Iglesia Católica es "una fuerza positiva en el mundo" y que la importancia de millones de católicos es importante para la paz y la prosperidad.

Finalmente Ed Kock reitera que "los actos cometidos por miembros del clero católico son actos terribles" y advierte citando el Evangelio de San Juan: "el que de vosotros esté libre de pecado, que tire la primera piedra"

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Lo mas leido...