A+ R A-

El primer ministro egipcio asegura que el ataque a una boda cristiana no sembrará discordia en el país

Correo electrónico Imprimir PDF

El primer ministro de Egipto, Hazem al Beblaui, aseguró este lunes que el ataque efectuado el domingo por la noche delante de una Iglesia en las afueras de El Cairo no sembrará la discordia entre los ciudadanos, en una conversación telefónica con el papa copto, Teodoro II.

El jefe del Gobierno egipcio dio su pésame al patriarca por los cuatro muertos en el suceso, entre ellos una niña de ocho años, y deseó la pronta recuperación de los 18 heridos, según la agencia de noticias estatal Mena.
 
Al Beblaui apuntó que el ataque no afectará a la unidad de Egipto y pidió rapidez en las investigaciones.
 

 

Dos enmascarados a bordo de una motocicleta abrieron fuego de forma indiscriminada contra los asistentes a una boda delante de la Iglesia de Nuestra Señora en la zona de Uarak al Hadra, en la periferia de la capital egipcia.
 
Cuatro personas, entre ellas una niña de 8 años, fueron asesinadas en Egipto cuando se celebraba una boda de cristianos coptos en el barrio de Warak, a las afueras de El Cairo, informaron este lunes fuentes médicas.   
Además, doce personas resultaron heridas cuando dos desconocidos dispararon contra los invitados desde una motocicleta frente a la iglesia de la Virgen María el domingo.
 
Los cristianos egipcios, en su mayoría coptos, son blanco de ataques regulares desde el derrocamiento del presidente Mursi y sobre todo desde la evacuación por la fuerza, el 14 de agosto, de dos plazas de la capital ocupadas por sus partidarios.
 
Los islamistas acusan a los coptos de haber apoyado el golpe de los militares contra Mohamed Mursi, miembro de los Hermanos Musulmanes y primer presidente elegido democráticamente en Egipto.
 
La Iglesia Copta (cristiana egipcia) calificó el ataque de "terrorista" y subrayó que entre los heridos hay tres musulmanes.
 
En un comunicado, la institución eclesiástica afirmó que este tipo de acciones "tiene como objetivo a ciudadanos egipcios inocentes, con derecho a vivir en paz y en seguridad, y sucede en un momento histórico en el que Egipto intenta recuperar la unidad entre sus hijos".
 
altLos Hermanos Musulmanes condenaron el "horrible" ataque y culparon a las autoridades de no proporcionar la protección adecuada a la Iglesia.
 
Por su parte, el salafista Partido Al Nur consideró que esta clase de incidentes va en contra de la "sharía" o ley islámica.
 
En declaraciones a Mena, el portavoz de la formación islamista, Sherif Taha, advirtió de que el ataque "puede causar la discordia sectaria entre los hijos de la patria".
 
Los cristianos representan el 10 por ciento de los más de ochenta millones de egipcios y se quejan de estar discriminados.
 
Los ataques contra Iglesias han aumentado en los últimos meses tras el derrocamiento del presidente, el islamista Mohamed Mursi, en julio pasado por las fuerzas armadas.
 
Teodoro II fue una de las personalidades que comparecieron el pasado 3 de julio junto al jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, quien anunció entonces la destitución de Mursi y un nuevo proceso de transición política.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Lo mas leido...